Historia de la Obra (Palacio de Viana)

La producción del vídeo anterior se hizo ajustándose al alcance del proyecto. Como ocurre en muchos casos, la rehabilitación de un edificio no se puede prever perfectamente hasta que no se está a pie de obra.

De esta forma se desarrolló en obra un estudio patológico del edificio en su conjunto. Analizando el origen de los procesos patológicos y realizando una evaluación técnico-económica, se definió un nuevo proceso constructivo y su planificación, cambiando sustancialmente el PEM de partida. Por este motivo, sufrió una ampliación que se vio reflejada en un presupuesto complementario y otro reformado.

Teniendo en cuenta las dimensiones de la rehabilitación, podría decirse que cada parte del edificio presentaba un proceso patológico, que junto a las limitaciones del espacio, daban lugar a la ejecución de las partidas empleando gran variedad de técnicas constructivas.

Muchos de los refuerzos estructurales se ejecutaron conservando, en muchas de las estancias superiores o inferiores, pavimentos, artesonados y frescos protegidos. Por esta razón, el apeo de elementos constructivos fue una labor fundamental para el desarrollo de la obra.

Por otro lado, para las demoliciones se emplearon desde maquinaria pesada hasta derribos manuales de forma artesanal. En este sentido lo más significativo fue la actuación de una u otra manera sobre más del 70% de los forjados interiores, así como la demolición de un volumen que tampoco estaba previsto pero presentaba un avanzado estado de degradación, de aproximadamente 2.100 m3 y situado en la parte anexa a la fachada del jardín.

Como actuaciones a mencionar aún no comentadas, habría que añadir que se reconstruyeron las galerías de saneamiento, se restauraron cerrajerías, zócalos de madera, solados y techos que permanecieron en su ubicación original a lo largo de toda la obra. Por otro lado, se descubrió un chapado de piedra escondido en el trasdós de un muro que estaba previsto demoler, y que tras un estudio del mismo se podría tratar de un elemento escondido para preservar su valor en épocas anteriores.

Evidentemente este es un edificio histórico que hubo que dotar de todo tipo de instalaciones haciéndolas compatibles, tanto a la normativa vigente, como con los paramentos, suelos, techos y usos de cada una de las estancias, entregándolas plenamente integradas en el conjunto.

Las dimensiones de la actuación podrían resumirse en más de 6.000 m2 de rehabilitación, 850 m2 de obra nueva y alrededor de 1.500 m2 de zona ajardinada, para lo que se emplearon más de 60 subcontratas y mas de 500 trabajadores a pie de obra.

. Fotos .

________________________________________________________________

. Equipo de Obra .          . Publicaciones / Eventos .         . Historia del Edificio.          . Palacio de Viana .